Un trabajo de reflexión para la toma de conciencia sobre los problemas climáticos

16 diciembre 2019

En el marco de los proyectos llevados a cabo en el Liceo Francés Internacional Molière para la COP25, las clases de Terminale se unieron el martes 10 de diciembre, para reflexionar sobre cuestiones ambientales. Para aprender juntos las reglas del debate y su construcción, y analizar adecuadamente la problemática de estos temas cruciales, recibieron la ayuda de los animadores de “Le fresque du climat” (el mural del clima). 

Los jóvenes participaron con entusiasmo en un taller divertido y creativo, de inteligencia colectiva y cooperación sobre el funcionamiento del clima y las consecuencias de las injerencias.

Divididos en grupos, colaboraron en este juego serio cuyos objetivos pedagógicos y profesionales son numerosos: desarrollar el espíritu de colaboración, habilidades psicosociales, la capacidad para problematizar una situación, el fortalecimiento de toma de decisiones, modelado de una situación problemática, fuerzas impulsoras de la comunicación, creatividad …

Este tiempo compartido, divertido a la vez que educativo, les ayudará a progresar (algunos ya están muy bien informados y comprometidos con el tema) hacia la conciencia de los problemas climáticos …

«Todo lo que hacemos, todos nuestros gestos, nuestro estilo de vida … tienen un impacto mundial», dice Angel Arnaud, alumno de Terminale ES. «Lo que más me preocupa no solo es que estamos destruyendo nuestro medio ambiente … sino que los seres humanos se están destruyendo a sí mismos. Nuestra forma de vida excede nuestras necesidades. Vivimos muy por encima de nuestros límites y esto tiene un impacto directo en lo que consumimos. Consumimos más de lo que deberíamos en muy poco tiempo y no reaccionamos lo suficientemente rápido a este problema «

Para los Terminale del Liceo Francés Internacional Molière, la elección de una educación superior es inminente. Es muy probable que, de una forma u otra, esta capacitación, esta conciencia que se lleva a cabo a través de nuestro proyecto de escuela ecológica (certificada por la ADEAC en 2019) tenga una influencia positiva en la orientación de algunos.

«Cualquiera que sea el sector que elijamos —en el caso de Angel, probablemente las fuerzas de seguridad— tenemos que buscar alternativas que nos lleven al consumo responsable y al ahorro de recursos. Debemos dialogar, intercambiar y debatir para que entre todos pongamos nuestra piedra al edificio y poder comenzar desde la escuela es para nosotros una gran ventaja … las generaciones futuras estarán mejor informadas y esta conciencia les permitirá enfrentar mejor los desafíos ambientales”.

Valérie Servissolle vino personalmente a dar la bienvenida a los animadores e instalar la actividad que tuvo lugar en el CDI como tantas acciones emblemáticas del Liceo Molière.

«La comunidad del Molière, desde el infantil a secundaria, está fuertemente movilizada en torno a cuestiones ambientales. Muchas acciones se han llevado a cabo durante años y la COP 25 fue una oportunidad más para abordar esta cuestión fundamental.

Vemos diariamente el gran apoyo de nuestros alumnos para este magnífico proyecto. Su energía y creatividad estimulan a los adultos y es maravilloso experimentarlo. El proyecto de ecoescuela o, más bien, el enfoque —porque en realidad es un modo global de organización—, parece no tener límites en sus potenciales desarrollos».

A lo largo de la COP 25, en ósmosis con el evento de Madrid y bajo la dirección de Olivier Denis, en las clases primarias se realizaron juegos y debates, se crearon carteles, se propusieron videos, se recabaron ideas y principios, que serán objeto de una publicación posterior.

La directora concluye: «por el clima, en el Molière, modesta pero sinceramente, estamos haciendo nuestra parte”.