Los alumnos de MPS presentaron sus trabajos a los ingenieros de la ESA - Lycée Français Molière

En el marco del partenariat entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Liceo Molière, los alumnos de 2nde opción MPS (métodos y prácticas científicas) presentaron sus proyectos de grupo ante los ingenieros, como cada año. En esta oportunidad, el tema fue la observación de la Tierra y la gestión de los deshechos espaciales.

Javier Ventura-Traveset, portavoz, consejero de Dirección y especialista en navegación por satélite de la ESA, les presentó la agencia y sus proyectos de investigación actuales. Maud Barthélemy, geofísica a cargo del registro de datos de la misión espacial Rosetta, les habló sobre los descubrimientos finales.

Acompañados por Lionel Hernández, director de la estación, los alumnos visitaron la antena parabólica para la observación del espacio profundo que sigue los satélites, una de las más grandes del mundo (con un diámetro de 35 m y 40 metros de altura). Y asistieron a la demostración de los vuelos de halcones que se realizan regularmente para evitar que las aves aniden en la antena parabólica.

Gracias a este partenariado, los alumnos de 2nde pueden postularse para realizar sus prácticas de empresa en la ESA. Una quincena de alumnos del Liceo han seguido estudios aerospaciales y M Hernandez es muy optimista sobre una posible contratación de antiguos alumnos del Liceo, en un futuro. «Hay un programa llamado “Young graduates” que permite a los jóvenes diplomados trabajar dos años en la agencia espacial para adquirir experiencia. Es sin compromiso, son solo unas prácticas, pero algunos sí que pueden terminar consiguiendo un puesto de trabajo”.

Esta visita tiene por objetivo mostrar a los alumnos la aplicación de las teorías aprendidas en clase, acercarles al mundo aeroespacial y arrojar luz sobre sus dudas vocacionales.

Enrique López Becerra, antiguo alumnos del Liceo Molière de la promoción 2010 especialidad MPI, (mesure physique et informatique, anterior a MPS), está terminando la tesis de su master sobre la vibración de motores de la antena de Cebreros, y realiza actualmente unas prácticas en la agencia. Los alumnos aprovecharon para hacerle muchas preguntas. “El Liceo Molière me enseñó a reflexionar y a abrir mi mente. Siempre me gustó la física y guardo muy buenos recuerdos, especialmente de los trabajos prácticos”.