Kakizome en el Liceo francés Molière: una tradición japonesa para expresar los deseos y las buenas intenciones para el nuevo año…

11 enero 2019

El martes 8 de enero de 2019, alumnos, padres, profesores y maestros de la escuela de Karate Seidokai del Liceo francés Molière (creada hace más de 20 años y bajo la dirección de Benjamin Reyes) llevaron a cabo el tradicional kakizome; una ceremonia japonesa que consiste en escribir un kanji o poema con los deseos o las buenas intenciones para el nuevo año.

La tradición de kakizome (書 き 初 め, literalmente «primera escritura») comenzó hace siglos en Japón. Se trata de la primera caligrafía del año. También puede llamarse 吉 書 (kissho), 試 筆 (shihatsu) y 初 硯 (hatsusuzuri). Cada participante eligió previamente un kanji que refleja sus deseos o resoluciones para el nuevo año.

Tradicionalmente, la caligrafía se hacía con tinta que se mezclaba con agua extraída del pozo el día de Año Nuevo. Los japoneses se sentaban en una dirección favorable y escribían poemas chinos con palabras o expresiones sobre temas como la primavera, la eterna juventud o la larga vida. A menudo, luego los quemaban. Actualmente, escriben caracteres kanji protectores en lugar de poemas.

Una vez que la tinta está lista, el alumnos tiene que levantar el pincel y, con golpes regulares, sin interrupciones, escribir los kanji en el papel. Este momento revela perfectamente el significado sutil de la frase  (sho ha hito nari) «la caligrafía es la persona» o, en otras palabras: nuestra escritura refleja nuestra personalidad.

Para los más pequeños, las instrucciones son más simples. Tienen que escribir intenciones sobre su vida cotidiana: ordenar su ropa, lavarse los dientes, etc. Los niños mayores y los adultos escriben expresiones completas en japonés, como yojijukugo o poemas tradicionales.

En principio, el papel kakizome se quema el 14 de enero para que nuestros deseos «se eleven»… de ahí la maravillosa expresión japonesa «La palabra debe vestirse como un dios y volar como un pájaro».

El Liceo francés Molière agradece a Carine Bocos y Sonia Martínez por organizar, para el placer de todos, esta actividad divertida y educativa de Kakizome 2019.