Homenaje al niño que llevamos dentro

18 mayo 2020

El 15 de abril fue el día del niño en España … Sumergidos en el trabajo de mejoras de la continuidad pedagógica se nos pasó este detalle. Pero queremos transmitirle a todos nuestros alumnos que los echamos de menos y nos gustaría estar todos juntos en nuestro querido Liceo Molière … Hoy les rendimos homenaje con este video y estos mensajes de profesores dedicado al niño que todos nosotros llevamos dentro…

Siempre en movimiento, nunca en el mismo lugar, tenía que moverse, siempre tenía algo que decir… eso decía la gente de mí cuando era pequeña e incluso mucho después … ahora también. Practicaba muchos deportes, sentía mucha curiosidad por todo y me encantaba leer. Devoré todos los libros que estaban a mi alcance y, cuando los acababa todos leía el calendario o el diccionario porque no podía conciliar el sueño si no había leído un poco … o mucho. Esto es cierto incluso ahora, independientemente de mi nivel de fatiga. Era una niña alegre y feliz, siempre de buen humor e incluso si la vida no siempre era feliz, me las arreglaba para ver su lado bueno. Cuando era muy joven me sublevaban las injusticias, especialmente las que se cometen contra niños y animales, seres vulnerables… no entendía cómo podían perjudicados. Nada ha cambiado. Me repetía a mí misma «lucha por lo que crees que es correcto» y me lo repito a diario. En mi pasado deportivo, también mantuve el hábito de nunca rendirme hasta la última pelota, hasta el último minuto. Comienza una y otra vez porque terminarás triunfando a través del trabajo duro. Continúa incluso si te duele, levántate si te caer de rodillas, gatea si estás en el suelo pero no te rindas, el trabajo siempre paga. Un poco más tarde, se volvió muy importante para mí respetar un código simple que todavía me esfuerzo por aplicar, un código que le enseñé a mis hijos «no mientan, no hagan trampa, no digan lo contrario de lo que piensan pero díganlo sin herir. Finalmente, creo que la niña que fui creía en las cosas simples y confiaba en la vida y también en los demás. Creo que siempre soy esta niña. Sigo pensando que la vida es bella. Sé que existe lo Feo y lo Malo, pero decido ignorarlo para finalmente cruzármelo en mi camino con menos frecuencia.

Valérie Servissolle, proviseur

«Nada me parece tan alegre como la risa de un niño; que nada apague las risas de los niños!»

Katty Alferieff, ATSEM

«De niña y luego en adolescencia tuve la oportunidad de conocer a personas maravillosas que me protegieron, me guiaron, me inspiraron … Es mi turno de transmitir esta generosidad a mis queridos alumnos. Os echo de menos…

Aurélie Delaporte, maîtresse

Siento el perfume de la Bretaña en mi infancia, a las dos y a los diecisiete, qué bueno…..

Valérie Kéravec, maîtresse

¡Aprovecha cada pequeño momento de felicidad, sé tu mismo y libera tu risa!

Albane Rocher, maîtresse

La infancia es la inocencia,  son los juegos, los domingos con la familia en el monte, los besos de mi madre, la despreocupación por los asuntos serios del mundo de los adultos… Espero que lo que estamos viviendo ahora no les robe a los niños este momento protegido y ligero. Tienen que recuperar lo que se merecen. 

Patricia Bourg, professeure

Ser capaces de tomar y soltar con alegría lo que la vida tiene reservado para nosotros.

Mercedes Serrano

Los recuerdos de mi infancia son visuales, olfativos, táctiles y audibles … La inmensidad de las playas de Normandía, el olor a pastel de manzana recién salido del horno, el cielo gris y la suavidad de la lluvia deslizándose sobre el impermeable y mojando el suelo … ¡Esta infancia inocente y despreocupada que me reveló todos los secretos de la felicidad!

Stéphanie Agathon, professeure-documentaliste