Entrevista con el ilustrador Sébastien Chebret: «el dibujo es una inversión personal sin jubilación»

8 febrero 2017

Estudió Artes Plásticas en la Universidad Michel de Montaigne, en Burdeos. Debutó como ilustrador en 2004 con el libro «Le Rat el l’Éléphant» (Éditions Vents d’ailleurs). Actualmente dibuja con acuarelas y las trabaja digitalmente para Gautier Languereau, Grund, Retz, ediciones Ricochet, Mijade, Elan vert… (ver bibliografía).

Hemos tenido el gusto de recibirlo dos veces en el Liceo francés Molière, durante los segundos y los cuartos y últimos «Encuentros entorno al libro», una iniciativa para la promoción de la lectura y la escritura que involucra a los alumnos de Maternelle, Primaria y College.

.

– ¿En qué consistieron los talleres que Ud animó en el marco de los «Encuentros entorno al libro 2016-2017» en el Liceo francés Molière?

Trabajamos en proyectos de clase relacionadas con el libro y en colaboración con la autora Geraldine Collet. Compartí con los alumnos mi experiencia para realizar ilustraciones y concebir libros.

.

– ¿Qué ha sido para Ud lo mejor?

Los proyectos de libros donde se combinó texto e ilustraciones fueron todos muy interesantes.

.

– ¿Qué le parecen este tipo de iniciativas pedagógicas?

Es esencial presentar a los alumnos las profesiones de autor e ilustrador para que descubran cómo se realiza un libro, cómo se escribe y cómo se ilustra..

.

Si el dibujo es también un lenguaje, de hecho el primero a través del cual nos expresamos ¿por qué cree que abandonamos su práctica cuando somos adultos? 

Pienso que dejamos de dibujar mucho antes de convertirnos en adultos. A determinada edad elegimos otros lenguajes. Creo que mi visita sirve para mostrarles a los niños que se puede seguir dibujando toda la vida.

.

– ¿Qué consejos le da a un niño que quiere aprender a dibujar mejor? 

Saber mirar es básico. Copiar, dibujar todo lo que les guste. Y practicar mucho. Creer en sus posibilidades es también parte de la receta.

.

Y a un adulto que lamenta no haber aprendido nunca a dibujar ¿qué le diría?

Que nunca es tarde. Que siempre se puede empezar. El dibujo es una inversión personal sin jubilación…

.

– ¿Fuera de la ilustración infantil, qué le divierte más dibujar?

Me encanta hacer diarios de viaje siempre que puedo.

.

– ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Un álbum para Gautier Languereau, un cómic con Agnès de Lestrade, un cuento indio para Elan verde, un libro sobre de las palabras para Ediciones del Ricochet, un proyecto de álbum con Zidrou (por ahora sin editor), un álbum para ediciones Frimousse, otro para 400 coups, libros documentos, un viaje a Palestina, encuentros en el Médoc, una feria en la Dordoña, otra en el Cantal, jugar con mis hijos, jugar al ping pong, caminar, vivir, dormir un poco …