El taller de cerámica es una gozada

2 octubre 2015

.

En las clases extra escolares de cerámica del Liceo francés Molière, que tienen lugar los lunes y martes de 16:00 a 17:00 h, y los miércoles de 13:30 a 14:30 h, el objetivo es, sobretodo, disfrutar.

Los niños desarrollan su creatividad y destreza manual.

Gracias a su plasticidad, la arcilla es un elemento natural ideal para materializar pensamientos y sentimientos. “Nos permite manipular, romper, pegar, crear, volver a romper, volver a crear, realizar pequeñas ideas o proyectos comunes y ser capaces de proyectar y desarrollar la creatividad”, explica Sonia González, quien imparte el taller. 

En sus clases siempre hay una consigna para un pequeño proyecto a través del cual aprender, pero en paralelo si a un niño le surge otra idea se intenta llevar a cabo también. «Así todos encuentran su lugar más cómodo, una propuesta segura o dejarse llevar”.

Tienen un torno, que utilizan los niños a cuatro manos con ayuda de la instructora para realizar piezas utilitarias.  «Esto es lo que más les gusta a todos. Poder usar luego el cuenco que han hecho para tomar sus cereales, por ejemplo, les enorgullece enormemente”.