El jardín-huerto escolar, un recurso pedagógico para estudiar las ciencias de la vida sobre el terreno… - Lycée Français Molière

El jardín-huerto permite a los alumnos del Liceo francés Molière iniciar una reflexión sobre el planteamiento eco-responsable de los ritmos de la naturaleza y de sus recursos.

Durante las jornadas Eco-Escuela (desde el 6 hasta el 11 de mayo de 2019), las actividades dentro del Jardín-Huerto escolar se multiplicaron y se reforzaron desde todo punto de vista.

Primero, los alumnos de CM2, 3e y 2nde vieron la película «Futur d’espoir» (Futuro con esperanza) y luego se conectado en videoconferencia con su realizador, Guillaume Thébault.

¡Y no podemos estar más felices! ¡Guillaume Thébault ha aceptado apadrinar el proyecto del Liceo francés Molière, que pretende convertir nuestro jardín-huerto escolar en auto-suficiente!

«El jardín-huerto toma realmente impulso este año. Acompañados por sus profesores, los alumnos, desde la Petite Section (1º de Educación Infantil), se involucran plenamente en lo que es SU jardín, el cual ahora forma parte de la identidad del Liceo. Podremos seguir avanzando juntos, gracias a la colaboración de Guillaume Thébault, que aceptó ayudarnos y apadrinar nuestra maravillosa herramienta».

Olivier Denis, director de Primaria

Los principales impulsores del jardín-huerto son los alumnos de Maternelle… 

Después de haber trabajado sobre las semillas, siembras, plantaciones y necesidad de agua y luz de la planta, los PSMS de Maternelle han estudiado la necesidad de una tierra rica o con abono natural: el compost

Piel de plátano, pétalos de rosas, piel de zanahorias, frasco de plástico y bol de cerámica… Seis días después, los vegetales se transforman, se descomponen: eso es el compost.

« Seleccionamos entre todos los residuos que trajeron los alumnos (restos verdes del jardín, pieles de frutas/verduras) y observamos los que se puede hacer compost. Luego, los colocamos en un recipiente transparente para ver las transformaciones de las 3 capas del compost: tierra, restos verdes y pieles de verduras», explica Alice Barrau, profesora de PSMS-A.

Los alumnos han entendido que los insectos pequeñitos que se encuentran en la tierra van a ayudar en el proceso de descomposición de los residuos verdes y que eso se convertirá en un abono de calidad para nuestras plantas.

La idea es alimentar el gran compostador de la Maternelle con los residuos “compostables” del comedor para que los alumnos tengan, desde su más temprana edad, una actitud responsable hacia el medioambiente (reciclaje, gestión de los residuos, …).

«En clase, separamos y clasificamos los alimentos que se pueden dejar en el compostador haciendo carteles», añade Nelly Coste, profesora de PSMS-B. Los alumnos dibujan el compost con sus distintas capas.

Cotejaron la descomposición de diferentes residuos: el plástico y el vidrio no pueden desaparecer en tan sólo dos semanas, sin embargo, las hojas, las flores y las pieles de plátanos sí empieza su proceso. Las hojas se han secado, los pétalos también y la piel del plátano se ha puesto negra.

Los alumnos de Primaria participan, también, de una forma muy activa en nuestro jardín-huerto… 

Alimentar el jardín-huerto requiere una reflexión completa y hay que tener en cuenta que las plantas y las flores se pueden aportar mutualmente.

Así, los alumnos de CE1/CE2 trabajaron en elegir las diferentes plantas que iban a plantar en su jardín.

Los CP empezaron las plantaciones y todas las clases les siguieron el ejemplo, todo en el respeto de la harmonía preestablecida.

Los alumnos de CE2A trabajaron con su profesora sobre las expresiones francesas que utilizan nombres de frutas o verduras y crearon carteles decorativos para el huerto.

Gracias al apoyo de Julie Grinvalds, profesora de inglés, los alumnos han llevado a cabo a lo largo de este curso el proyecto Shcool Ground… ; el Liceo francés Molière participa a la campaña The Great Plant Hunt, un proyecto pedagógico de la Red International de las Eco-Escuelas, cuya meta es sensibilizar a los alumnos en la biodiversidad y en su importancia, promoviendo las actitudes positivas.

Así, los CM2 han creado en clase de inglés, y bajo la supervisión de Julie Grinvalds, un mapa interactivo que identifica les especies que crecen en las zonas verdes de nuestro centro.