El humanismo en acción - Lycée Français Molière

El martes 22 de marzo, la responsable de mecenazgo empresarial de Save the Children y madre de alumnos del Liceo, Anaick Loquegneux, dio una charla a los de Cinquième sobre la labor que lleva a cabo esta ONG.

La geografía es una disciplina en sintonía con el mundo y con los problemas que afectan a nuestras sociedades. Por lo tanto, apela no sólo a nuestra inteligencia para entender dichos problemas, sino también a nuestros sentimientos y a nuestra empatía por nuestros «hermanos humanos» aquí y en otros lugares. Esta es la principal razón por la que invitamos a Anaick Loquegneux a presentar el trabajo de Save the Children.

Fundada en Gran Bretaña poco después de la primera Guerra Mundial por un profesor, Eglantyne Jebb, la ONG se dedicó a la protección de los huérfanos de ambos bandos, sin distinguir entre vencedores ni vencidos, sino niños que sufrían el hambre y la pobreza. Hoy en día cerca de 25.000 personas ayudan a través de Save the Children a más de 55 millones de niños en 120 países, entre ellos España.

La Anaick Loquegneux nos contó qué tipo de acciones lleva a cabo la ONG… en el Mediterráneo con un barco para rescatar a los migrantes en África… su lucha contra el hambre en Somalia o incluso a España, donde combate la «pobreza oculta» pero existente también en nuestros países desarrollados, y nos hizo reflexionar sobre qué es la solidaridad.

La geografía también debe conducir a la acción. Como hicimos con el proyecto de ayuda a la escuela Zara el-Malam de Yamena... Se trata de hacer salir a la geografía de las aulas y demostrar que el compromiso es un asunto de todos. De hecho este era el segundo objetivo de la charla, formar a quienes serán los ciudadanos de mañana, no como meros espectadores sino como actores solidarios y comprometidos.

Si pudimos captar una imagen de esta intervención habrá sido la de una triple sonrisa. La de nuestra invitada, que nos presentó de forma apasionada, concreta y sobre todo sin golpes bajos, el leitmotiv de su organización: «Sobrevivir, aprender, estar protegido» (no dudéis en consultar su página web)… La sonrisa de los niños que reciben no sólo ayuda material, sino también consideración, un gesto fraterno… Y la sonrisa de aquellos que donan su dinero, su tiempo y su energía por un mundo más solidario.

.

Jérôme Favre