Continuidad pedagógica: primeras semanas de enseñanza a distancia

29 marzo 2020

Estimadas familias, estimados padres y madres del Liceo Molière,

Me dirijo a ustedes hoy para hacer un balance de la continuidad pedagógica llevada a cabo desde el cierre del centro.

Todos hemos entrado, desde el pasado 11 de marzo, en nuevas costumbres de funcionamiento tanto desde el punto de vista familiar como profesional.

Todos hemos tenido que adaptarnos y seguimos buscando medios para mejorar aún más las cosas.

El contexto no es nada sencillo: salidas restringidas, teletrabajo, escuela en casa…

Nos correspondía a nosotros, el equipo de dirección y el profesorado, reflexionar sobre una enseñanza a distancia que permitiese a sus hijos seguir aprendiendo pero que fuese también respetuosa de la vida familiar de cada uno. La ecuación no es nada sencilla. La dosis tiene que ser precisa para no crear desigualdades o tensiones inútiles para las familias.

También pienso en la vida familiar del equipo docente que, al igual que la suya, tiene que ser afrontada con el compromiso profesional, un compromiso inquebrantable en el Molière.

La enseñanza a distancia, amplio tema…

Cada edad, cada nivel, remite a expectativas y a posibilidades diferentes. Cada uno de los docentes conserva su forma de hacer, su libertad pedagógica, como de costumbre.

A esto, se añaden los contextos familiares todos diferentes. Los docentes deben contemplar el conjunto de esos parámetros para proponer una enseñanza a distancia adaptada.

No podemos entrar en el peligroso juego de la comparación entre los niveles, entre las clases, entre los grados… que puede generar frustración, pérdida de motivación frente a un compromiso máximo de todos desde el principio. Navegamos mejor en los efectos de apoyo de todos para todos, de cada uno para cada uno, que multiplican las fuerzas y fortalecen los vínculos.

Las dos primeras semanas estuvieron esencialmente dedicadas a las revisiones, a las actividades de refuerzo de los aprendizajes iniciados en la escuela. Esta fase era necesaria, indispensable en la consolidación de lo adquirido.

A partir de la semana que viene, entraremos en una fase que llevará a sus hijos al descubrimiento de nuevos conocimientos, a desarrollar nuevas competencias.

Los equipos pedagógicos trabajan arduamente para hacerlo posible, respetando el bienestar de cada uno. De hecho, es el primer objetivo que tenemos que seguir, el bienestar de cada uno, niños, padres, docentes. Es este valor el que guía la acción de equipo del Molière desde siempre, pero más aún en este periodo tan particular.

A partir de mañana, les haré llegar también una capsula video a destinación de sus hijos. Les agradezco de antemano enseñarsela. Es importante que ellos también reciban el mensaje que acabo de comunicarles con el fin de que tomen conciencia, en función de su edad, de las tareas que les correspondan realizar.

Cada semana me dirigiré a ustedes con el fin de hacer el balance de la situación y de los avances del proyecto de continuidad pedagogica en primaria. Hoy, es en nombre de todo el liceo que me expreso.

Finalmente y para acabar, deseo darles, en nombre de todo el equipo, tanto de secundaria como de primaria, mis más profundos agradecimientos por los mensajes de apoyo que hemos recibido y que seguimos recibiendo por parte de ustedes. Son el carburante de nuestra acción.

Todos y todas necesitamos estos testimonios de reconocimiento. Ahora me toca a mí manifestarles tanto mi gratitud como mi ánimo para los días, las semanas por venir.

Tengan en mente todo lo que pueden sacar de positivo de esta situación y utilícenlo para estimular su quehacer cotidiano.

O Denis, director de Primaria