11 de febrero de 2019: Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia - Lycée Français Molière

Como parte del proyecto de sensibilización iniciado este año en el Liceo francés Molière en Villanueva de la Cañada, para promover los derechos de las mujeres, que comenzó hace unas semanas con el trabajo de investigación titulado: «Homenaje a mujeres tan grandes como desconocidas, que la Historia no registró«, realizado por alumnos de secundaria, bajo la dirección de su profesora de historia en español, Lucía Sánchez, y con el apoyo creativo de Enrique Perales, profesor de artes visuales, hoy, por el Día internacional de las niñas y las mujeres en la ciencia, rendimos homenaje a las mujeres que contribuyeron a los avances científicos.

Del 4 al 8 de marzo de 2019 (el 8 es el Día Internacional de la Mujer) en la Maternelle, en Primaria y el Secundaria se llevarán a cabo una serie de actividades en torno a las mujeres… Os iremos informando, primero en las redes sociales y luego en el sitio web.

.De.

Margaret Heafield Hamilton

Nació el 17 de agosto de 1936 en Estados Unidos y cuando tenía 24 años entró a trabajar en la NASA, la agencia espacial estadounidense. Estudio matemáticas y adquirió experiencia informática cuando aún no existían esos estudios.

Aceptó el trabajo, para ayudar a su familia, aunque era una época en la que pocas mujeres trabajaban fuera de su casa, pero protagonizó una revolución científica que cambiaría el mundo. A pesar de que hoy poca gente conozca su nombre y la importancia de su trabajo.

Dirigió el equipo que programó el código del aterrizaje del Apolo 11 sobre la superficie lunar.

Su trabajo consistía en no parar de programar secuencias de códigos que se incorporaban al módulo del comando Apolo.

El 20 de julio de 1969, unos minutos antes de que el Apolo 11  alunizara, el ordenador principal empezó a emitir mensajes de error, por lo que la misión peligraba. Afortunadamente, Margaret había programado el ordenador para que solamente se centrara en la misión principal e ignorara el resto. Por lo tanto la misión fue un éxito.

Como todos sabemos el alunizaje fue  “un pequeño paso para el hombre un gran paso para la humanidad”.

Nada de eso habría ocurrido sin las extraordinarias habilidades, la gran profesionalidad y la serenidad de una  mujer: Margaret Hamilton, ingeniera de la NASA.

Iñigo Brasero,4èmeD

.

 

Mary Edwards Walker

(26 de noviembre de 1832 – 21 de febrero de 1919) Después del estallido de la guerra civil estadounidense, Walker se ofreció voluntaria para ayudar al ejército de la Unión, sirviendo como cirujana en un puesto militar en Washington D. C. Fue capturada por el ejército confederado en abril de 1864 y se convirtió en prisionera de guerra hasta su liberación en octubre ese mismo año. Durante su reclusión como prisionera de guerra, Walker se negó repetidamente a cumplir las órdenes de sus captores para vestirse con ropas más «femeninas». Tras la guerra, los generales Sherman y Thomas recomendaron a Walker para la Medalla de Honor, que le fue concedida el 11 de noviembre de 1865. Escribió dos libros sobre derechos femeninos y ropa, y durante varios años participó en el movimiento por el sufragio femenino.

Karen Martínez, 1èreEs

 

.

Valentina Vladimirovna Tereschkova

Había una vez una niña llamada Valentina que nació en Rusia. Valentina comenzó a ir a la escuela a los 8 años, pero a los 16 años continuó con sus estudios por correspondencia.

Valentina se interesó por el paracaidismo, entrenando en el Aeroclub local. Hizo su primer salto a los 22 años.

El paracaidismo fue lo que hizo que la seleccionasen como cosmonauta.

Valentina se convirtió en la primera mujer cosmonauta y además, la primera mujer civil que voló al espacio en el Vostok 6 lanzado el 16 de junio de 1963.

En la actualidad tiene 81 años.

Nació el 6 de marzo de 1937.

Paula Cosy 5èmeC

.

Hipatia de Alejandria

La desnudaron, humillaron, golpearon, desollaron, descuartizaron y pasearon los restos de su cadáver como triunfo por toda Alejandría, antes de quemarlos y terminar así con la que una vez fue, según Sócrates Escolástico, la más brillante de los filósofos de su época.

Se llamaba Hipatia de Alejandría, y aunque su fecha de nacimiento sigue siendo un misterio, se sospecha que nació entre el año 355 y el 370. Hija del astrónomo Teón, Hipatia es considerada la primera mujer matemática de la cual se tenga información detallada. Se sabe que se interesó a lo largo de su vida por la geometría, el álgebra y la astronomía, y se le atribuye la creación de un densímetro y la construcción del astrolabio. Además de científica, Hipatia fue una maestra que enseñaba los principios de la filosofía en la Escuela Neoplatónica de Alejandría. Aunque todas sus obras se han perdido, se conocen muchas de ellas gracias a los apuntes de sus discípulos, quienes parecían sentir una gran admiración por ella. Uno de sus discípulos más conocidos, Sinesio de Cirene, llegó a describirla en su epistolario con estas palabras: 

  «Madre, hermana y profesora, además de benefactora y todo cuanto sea honrado tanto de nombre como de hecho».

 Hipatia parecía despertar una profunda devoción en sus alumnos, además de contar con el respeto del pueblo de Alejandría. Posiblemente ahí radique, en parte, el motivo tras su espantoso asesinato. El auge del cristianismo sacudió Alejandría mientras ella era maestra, oponiéndose al paganismo que llevaba siglos dominando la ciudad. Los asesinatos empezaron a volverse frecuentes, enfrentando ambas creencias y provocando un gran derramamiento de sangre. Hipatia se posicionó en contra del cristianismo.

En Alejandría se vivió una lucha de poder político, y el prestigio de Hipatia, que se conocía en toda la ciudad (ya que el prefecto de Alejandría, Orestes, había sido alumno suyo y sentía un gran afecto por ella), hizo que rápidamente se enemistase con el clero y más precisamente con el eclesiástico Cirilo. A menudo se considera que su muerte fue causada por la disputa entre paganos y cristianos, mientras que otros historiadores aseguran que el auténtico motivo fue la lucha de poder entre el prefecto Orestes y el eclesiástico Cirilo. Sócrates Escolástico llegó a relacionar en su momento a Cirilo con la muerte de Hipatia.

  Sin embargo, nunca se llegó a conocer al artificiero detrás de la muerte de Hipatia. Lo que sí que se sabe es que en el año 415 o 416, un grupo de fanáticos cristianos apresaron a Hipatia y la ejecutaron brutalmente. Su muerte hizo de Hipatia una mártir de la ciencia, y a partir del Romanticismo su figura fue mitificada.

Lo que se sabe de ella mezcla pues la realidad de los hechos con la especulación creada entorno a su misteriosa vida personal, convirtiendo a ésta mujer, cuya muerte pretendía silenciarla para siempre, en una leyenda histórica.

Stella Checa, Tle ES

 

Para saber más sobre cada una de las mujeres científicas que aparecen en esta tabla, haz clic aquí

.