“Uno no se inicia en las matemáticas. Se las descubre y ellas crecen gradualmente en nosotros”

“Uno no se inicia en las matemáticas. Se las descubre y ellas crecen gradualmente en nosotros”
Entrevista a Pablo Manchón y Pedro Calvo-Sotelo, ex alumnos del Lycée français Molière, estudiantes de la carrera de Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid

Pedro Calvo-Sotelo y Pablo Manchón son antiguos alumnos el Lycée français Molière que están cursando la carrera de Matemáticas en la Universidad Complutense de Madrid y vinieron al colegio a contarnos sus experiencias, durante la Semana de las Matemáticas.

Dos perfiles muy distintos. Pablo es un apasionado de las matemáticas y desea convertirse en investigador, aunque ello suponga renunciar a una vida de comodidades. En cambio Pedro tiene bien claro que lo suyo será hacer dinero: las matemáticas financieras.

¿Cómo te iniciaste en las matemáticas? ¿De dónde proviene esa pasión?

Pablo: Desde la lectura del libro “La música de los números primos”, de Marcus Satoy, empecé a interesarme en las matemáticas fuera del Lycée y el canal de YouTube llamado “Numberphile” reforzó mi interés en este asunto. Creo que es una cuestión intelectual, donde la búsqueda de temas complicados y extrañas propiedades es fascinante.

Pedro: Uno no se inicia en las matemáticas. Las descubrimos y ellas crecen gradualmente en nosotros (¡o no!). Son los pequeños placeres de la resolución de problemas que te convierten en adicto.

¿Por qué crees que producen tanto terror las matemáticas en los estudiantes?

Pablo: Para tener éxito en esta materia hay que pensar y reflexionar y muchos estudiantes se frustran cuando no reciben el trabajo “masticado”.

Pedro: No son las matemáticas sino el no comprenderlas lo que molesta. Más las conoces, más te gustan.

Tu eres de los que opinan que las matemáticas son divertidas, ¿qué consejo le darías a los docentes de Educación Básica y Media para que esto fuera una realidad en las aulas?

Pablo: Para mí es la materia más entretenida pero no me atrevo a decir cómo deberían hacer su trabajo los docentes. 

En mi caso, el profesor Christophe Bonnefoy  fue un maestro ejemplar e inspirador y es, por tanto, a él a quien yo le haría la pregunta.

Pedro: En primer lugar tenemos que admitir que las matemáticas no son para todo el mundo. Sin embargo, esta distinción no se puede hacer sin ser iniciado en ellas. Por eso hay que pones especial atención en los comienzos. Después dejar que cada cual elija.

¿En tu opinión, cuáles son las razones principales por las cuales un ciudadano común y corriente debe aprender matemáticas para desempeñarse adecuadamente en su vida diaria?

Pablo: Más que una herramienta al alcance de cualquiera, las Matemáticas incitan a desarrollar una manera de pensar de forma más crítica y autónoma. En definitiva, cualquier ciudadano puede, gracias a ellas, convertirse en un trabajador más productivo.

Pedro: Según usted, cuales son las razones por las que un ciudadano común debe aprender a leer?

¿Es cierto eso que dicen que los matemáticos cuentan hasta las baldosas de la calle que van pisando?

Pablo: No tanto, pero a veces podemos prestar atención a cosas totalmente inútiles pero que tienen un interés matemático como, por ejemplo, el número de la matrícula de un coche.

Pedro: En mi caso es más la optimización de mi trayectoria lo que busco.

¿Tu cabeza no descansa nunca o todavía no lo vives así?

Pablo: No está casi nunca en reposo. A veces ni siquiera le presto atención a mis padres o a mis amigos porque estoy inmerso en mis pensamientos.

Pedro: Los fines de semana estoy “servicios mínimos”.

¿Cuál es tu fórmula matemática favorita?

Pablo: Mirar la foto que ilustra esta entrevista: La Conjetura de Riemann, aún sin demostrar, del problema abierto mas importante que hay. El enunciado, que “no fórmula” sería: los ceros no triviales de la función zeta de Riemann tienen parte real igual a 1/2. (Si queréis saber más sobre “La conjetura de Riemann”, Pablo nos recomienda el libro “La música de los números primos”).

Pedro: Fórmulas no, más bien una idea: el “tamaño” del universo infinito es la misma que la del segmento real de 0-1.

¿A qué se puede dedicar un matemático hoy en día?

Pablo: Yo creo que las matemáticas son útiles para casi todo.

Pedro: Todas las materias del mundo, además de a las matemáticas.

¿Tienes alguna afición? 

Pablo: La guitarra.

Pedro: El fútbol, nada muy original. 

Se dice que para pertenecer al club de los Matemáticos es necesaria una personalidad muy obsesiva. ¿Qué opinas?

Pablo: No es una condición necesaria pero es muy probable que un mienbro de ese club lo sea.

Pedro: Todos tenemos pequeñas obsesiones pero es posible que las de los matemáticos sean más evidentes.

Es tu caso ? 

Pablo: Definitivamente si, mucho.

Pedro: El volumen de la TV, la radio, etc, debe ser siempre un múltiplo de 5.

¿Qué libros de matemáticas te han gustado y querrías recomendar a los estudiantes que tienen interés en las matemáticas?

Pablo: “La música de los números primos”, de Marcus de Satoy  et “El teorema del loro”, de Denis Guedj.

Pedro: Para responder voy a recomendar buscar en YouTube los videos Numberphile, “Canela en rama”. 

¿Qué valor le das al uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en las clases matemáticas?

Pablo: Soy tradicional, las TIC pueden ayudar, pero no son absolutamente necesarias. Como dijo un profesor de mi facultad “las matemáticas se piensan con lápiz y papel.”

Pedro: La mayor parte del trabajo se hace sobre papel. ¡Aún así, nada mejor que Geogebra para comprender la geometría!

¿Cómo sueñas tu futuro profesional?

Pablo: Poder hacer la recycle en Algèbre.

Pedro: Digamos que el mundo de las finanzas. ¡Pero primero habrá que terminar la facultad!