¿Por qué los hombres ganan más que las mujeres?

¿Por qué los hombres ganan más que las mujeres?

¿Ganan las mujeres menos que los hombres desde siempre? Un estudio sobre la población activa de Francia en 2010 muestra que no.

Sea cual sea el puesto de trabajo que ocupen, las mujeres están perdiendo. El estudio revela que, en todas las ocupaciones, los hombres perciben mensualmente en torno a un 25% más que las mujeres. La media salarial mensual del hombre es de 2.263 euros, mientras que la de la mujer es de sólo 1.817 euros. Este año, la brecha salarial alcanzó los 5.352 euros. 

Esta desigualdad está vinculada a varios factores.

El acceso a los puestos de tiempo completo es menor en las mujeres. Matemáticamente, esto reduce los salarios que reciben. Hay cinco veces más mujeres que trabajan a tiempo parcial que hombres, y estos últimos también hacen más horas extras.

El hecho de que el 80% de los puestos a tiempo parcial estén ocupados por mujeres se explica por la distribución desigual de las tareas domésticas y la crianza de los hijos entre hombres y mujeres. Muchas mujeres eligen oficios que permiten el trabajo a tiempo parcial para poder cuidar a sus hijos por las tardes y los miércoles (día en que los colegios franceses no dan clase por las tardes).

El acceso de las mujeres a puestos de dirección es menor. Mientras que algunas abandonan sus carreras por motivos familiares, otras se enfrentan al “techo de cristal” para avanzar profesionalmente. Esto ha resultado en un aumento de la diferencia en los salarios de las mujeres respecto de los hombres con la edad: por ejemplo, para los directivos, la diferencia es del 5% antes de los 30 años y del 12% a los 50 años. Por otro lado, cuanto más se avanza a través de la escala salarial, la brecha entre hombres y mujeres aumenta, ya que estas últimas son muchas menos en la parte superior de la escalera.

¿Igual remuneración por igual trabajo?

Si bien este concepto de igualdad de remuneración por igual trabajo se verifica entre los empleados y entre entre los puestos intermedios, las diferencias de salariales entre hombres y mujeres son en promedio de un 10% para un mismo puesto. Otro factor que influye: sólo el 10% de las mujeres negocia su salario inicial en tanto que un 50% de los hombres lo hace.

Aunque diferentes estudios muestran que la brecha salarial entre hombres y mujeres tiende a disminuir, todavía persiste. Este es también el caso en el medio artístico: las actrices a menudo ganan menos que los actores. Por otro lado, en el cine, se considera que las actrices se devalúan con el devenir de los años, en tanto que la madurez en los hombres se opina que aporta mayor atractivo.

En resumen, queda camino por recorrer para alcanzar la igualdad salarial entre hombres y mujeres. En palabras de Françoise Giroud: “la mujer será verdaderamente igual al hombre el día en que un puesto importante sea cubierto por una mujer incompetente”.

Valentine Calmont, alumna de 4D del Liceo francés Molière.
Artículo escrito en francés, para la 26ª Semana de la prensa y los medios en la Escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *