Identidad Digital y RRSS: información para la prevención

Identidad Digital y RRSS: información para la prevención
Cómo aprovechar las ventajas que la red nos ofrece sin poner en peligro nuestra privacidad y proteger a nuestros menores.

Las redes sociales llegaron para quedarse. Quizás entre los mayores haya algo más de reticencia, pero entre los jóvenes, su uso es masivo y desde edades cada vez más tempranas. Más del 70% de los menores internautas en España son usuarios habituales de redes sociales, una herramienta que utilizan para afianzar sus relaciones sociales ‘reales’, según el estudio “Menores y Redes Sociales”, elaborado por profesores de la Universidad de Navarra.

Los menores sólo dominan un cierto uso de las Nuevas Tecnologías de Información y la Comunicación (NTIC) y algunas herramientas concretas, pero les falta tener una visión amplia e integral y ser conscientes de la importancia que tienen los actos en la red y la correcta gestión de su Identidad Digital. Conocer los riesgos, gestionar correctamente su privacidad y aprender las normas de uso de las redes sociales, es fundamental.

La rápida implantación de las NTIC, en todas las esferas de la sociedad, no ha permitido a las familias y a los educadores acompañar a los menores en un uso crítico y responsable. La frecuencia de actualización y el ritmo vertiginoso con el que evolucionan las NTIC, pueden generar estrés, frustración y miedo entre los adultos. Nada que no se pueda solucionar con buena información.

Lo primero que hay que saber es qué es la Identidad Digital

Cada momento que pasamos en Internet estamos dejando rastro de lo que hacemos. Esta huella va representando nuestra identidad en la red.

Uno de los problemas relacionados con la Identidad Digital es la subida a Internet de datos personales que son recopilados por los diferentes servicios de los que somos usuarios. El mero hecho de usar un navegador proporciona información acerca de nosotros, que es usada por las empresas para conocer nuestros gustos e intereses, con el objeto de tener un perfil como consumidor potencial de sus productos.

Ventajas y riesgos del uso de RRSS

Para educar en el uso crítico y responsable de las redes sociales es preciso comprender sus ventajas, riesgos y utilidades.

Las ventajas son muchas:
  • Son excelentes para propiciar contactos afectivos nuevos como la búsqueda de pareja, de amistad o compartir intereses sin fines de lucro.
  • Compartir momentos especiales con las personas cercanas a nuestras vidas.
  • Diluyen fronteras geográficas y sirven para conectar gente sin importar la distancia.
  • Son útiles para establecer conexiones con el mundo profesional.
  • Nos permiten tener información actualizada acerca de temas de interés, acudir a eventos, participar en actos y conferencias…
  • Pueden generar movimientos masivos de solidaridad ante una situación de crisis.
  • Se acortan las distancias: podemos mantenernos en contacto con amigos y familiares que viven en otros países, reencontrarnos con amigos de la infancia, intercambiar fotos, enviar y recibir mensajes de texto, de voz, videos… a cualquier hora del día, todo el año y en tiempo real. 
Pero si no se usan de forma adecuada, también conllevan peligros:
– La usurpación de la identidad

La usurpación de la identidad es un riesgo cada vez más frecuente en Internet. Es el que más se da entre adolescentes.

Las dos formas principales de usurpación son:

  • Entrar en la cuenta de otra persona para recabar información personal como fotos (suele desencadenar en sextorsión, que más adelante explicamos qué es), desprestigiar a la otra persona (casos de ciberbullying), amenazas, robo de información, borrado de datos, etc… Este método se da con bastante frecuencia entre los adolescentes.
  • Crear una cuenta haciéndose pasar por otra persona, es un caso muy frecuente para suplantar a gente famosa.
Cómo proceder ante la usurpación de la identidad:
  • Si detectas que te han entrado a tu cuenta, lo primero que tienes que hacer es cambiar la contraseña y, en la medida de lo posible, tratar de deshacer todo lo que ha realizado el agresor en nuestro  nombre. Luego denunciarlo ante la red o las autoridades (en la Policía).
  • Mejor prevenir que curar, y hemos de aprender las medidas básicas para que no entren en tus cuentas. Las medidas básicas que hay que seguir y hacérselas ver a los alumnos son:
    • Nunca des tus contraseñas a NADIE. Y evita que cuando las introduzcas te miren.
    • Utiliza contraseñas seguras.
    • Gestiona correctamente las sesiones (sobre todo en ordenadores públicos). No almacenes las contraseñas. Cierra las sesiones.
– El ciberbullying

El ciberbullying es el uso de los medios telemáticos (Internet, telefonía móvil y videojuegos online principalmente) para ejercer el acoso psicológico entre iguales. Tiene que haber menores en ambos extremos del ataque para que se considere ciberbullying: si hay algún adulto, entonces estamos ante algún otro tipo de ciberacoso. Si bien tampoco se trata de adultos que engatusan a menores para encontrarse con ellos fuera de la Red o explotar sus imágenes sexuales, hay veces en que un menor comienza una campaña de ciberbullying que puede acabar implicando a adultos con intenciones sexuales.

Estamos ante un caso de ciberbullying cuando un menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro mediante Internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.

¿Qué tiene que ver el ciberbullying con el bullying o acoso escolar?

No son tan similares como podría pensarse. En ambos se da un abuso entre iguales pero poco más tienen que ver en la mayoría de los casos. El ciberbullying atiende a otras causas, se manifiesta de formas muy diversas y sus estrategias de abordamiento y consecuencias también difieren. Sí es bastante posible que el bullying sea seguido de ciberbullying. También es posible que el ciberbullying pueda acabar también en una situación de bullying, pero desde luego esto último sí que es poco probable.

¿Por qué es especialmente grave el ciberbullying?

El anonimato, la no percepción directa e inmediata del daño causado y la adopción de roles imaginarios en la Red convierten al ciberbullying en un grave problema.

El Grooming

El grooming de menores en Internet es un fenómeno que podríamos traducir como engatusamiento y que se utiliza para describir las prácticas online de ciertos adultos para ganarse la confianza de un (o una) menor fingiendo empatía, cariño, etc. con fines de satisfacción sexual (como mínimo, y casi siempre, obtener imágenes del/a menor desnudo/a o realizando actos sexuales). Por tanto está muy relacionado con la pederastia y la pornografía infantil en Internet. De hecho el grooming es en muchas ocasiones la antesala de un abuso sexual.

¿Cómo prevenirlo?
  • No proporcionar imágenes o informaciones comprometedoras (elemento de fuerza) a nadie ni situar las mismas accesibles a terceros. Se ha de pensar que algo sin importancia en un determinado ámbito o momento puede cobrarla en otro contexto.
  • Evitar el robo de ese elemento de fuerza para lo cual se debe preservar la seguridad del equipo informático y la confidencialidad de las contraseñas.
  • Mantener una actitud proactiva respecto a la privacidad lo que implica prestar atención permanente a este aspecto y, en especial, al manejo que las demás personas hacen de las imágenes e informaciones propias.
– El Sexting

Sexting (contracción de sex y texting) es un anglicismo de nuevo cuño para referirse al envío de contenidos eróticos o pornográficos por medio de teléfonos móviles o internet. Comenzó haciendo referencia al envío de SMS de naturaleza sexual, pero con la extensión de las capacidades multimedia de los dispositivos móviles, han aumentado los envíos de fotografías y vídeos, a los cuales se les sigue aplicando el mismo término, aunque texting se refiera originalmente en inglés al envío de mensajes de texto. Es una práctica común entre jóvenes, y cada vez más entre adolescentes.

Otros peligros de Internet tanto para menores como para adultos.

– El malware social

Mediante técnicas de ingeniería social, los cyber-delincuentes engañan a un usuario incauto para que abra un archivo infectado o un enlace a un sitio web infectado.

Saber más

– El Phishing

Phishing, o suplantación de identidad, es un término informático para denominar un modelo de abuso informático que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña o información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria). El cibercriminal, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas.

Dado el creciente número de denuncias de incidentes relacionados con el phishing, se requieren métodos adicionales de protección. Se han realizado intentos con leyes que castigan la práctica y campañas para prevenir a los usuarios con la aplicación de medidas técnicas a los programas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *