Entrevista al Proviseur sobre el Congreso 2015 #mlfNumérique : “Las nuevas tecnologías implican un cambio cultural”

Entrevista al Proviseur sobre el Congreso 2015 #mlfNumérique : “Las nuevas tecnologías implican un cambio cultural”

Bajo el lema “Lo digital: comunicación, ciudadanía, autonomía”, ha tenido lugar esta semana en Dijon, Francia, el Congreso anual de la Misión laica francesa, en el que participó la Dirección del Liceo francés Molière y de todos los establecimientos de la red.

Las prácticas pedagógicas, los recursos, la formación, la estrategia, las redes, las herramientas… entre otros temas a los cuales afectan las nuevas tecnologías, han sido debatidos por casi 300 participantes, docentes y directivos de los colegios y de la Mlf, representantes del Ministerio de Educación nacional francés y de instituciones, con un objetivo prioritario común: ayudar a los alumnos a triunfar en la era digital.

En el Congreso de Zaragoza, del año pasado, la Mlf hizo reflexionar a su red sobre los muchos aspectos de las cuestiones planteadas por las nuevas tecnologías en la pedagogía y la organización escolar, poniendo el foco en el alumnado. El Congreso de Dijon, del 11 al 13 de mayo de 2015, continuó la reflexión tanto sobre el fondo como sobre el método.

Dominique Javel, Proviseur del Liceo francés Molière, nos resume en esta entrevista, las conclusiones a las que llegó el congreso.

¿Cómo enriquecer con las nuevas tecnologías la dinámica y el proyecto de una comunidad escolar orientada a los intereses del alumnado?

El reto que nos reunió a todos, directores, agentes contables, socios de la Mlf, es el mismo que anima nuestra misión, es decir, el lugar central que ocupa el alumno. Éste vive una revolución tecnológica y cultural y nos corresponde a nosotros comprender cómo funciona, sin duda, pero también acompañarles. Nuevas relaciones se establecen con los alumnos, nuevos intercambios, nuevas afinidades. Sería peligroso ignorarlo, no querer tenerlo en cuenta. Las nuevas tecnologías implican no sólo una revolución tecnológica. Implican un cambio cultural. El desafío para los educadores es guiar al alumno para que no pierda la dimensión humanista que le estructura. Lo digital, como tal, puede permitir al alumno abrirse al humanismo, crear, producir, experimentar, descubrir el mundo que le rodea gracias a herramientas más poderosas de las que antes teníamos.

Pero esto supone que el centro escolar y su personal sean actores de una innovación pedagógica pertinente… y permanente.

Efectivamente, no podemos enseñar más de la misma manera que antes de las nuevas tecnologías. Todos los oradores hicieron hincapié en la necesidad de repensar el papel de los docentes. No se trata de eliminarlos y sustituirlos por una pantalla. ¡Todo lo contrario! Ya existen docentes que se dedican a innovar, pero a veces se sienten aislados. El reto, ahora, es avanzar hacia la innovación de la escuela entera. Dentro de 15 años, es probable que el simple conocimiento de los hechos tenga poco valor. Y aquí nos encontramos con uno de los atractivos de la educación francesa: aprender a pensar, de manera creativa, independiente, rigurosa. El Sr. Deberre, director general de la Mlf, hizo hincapié en que el docente es una guía para la comprensión de las cosas. Esto es imprescindible.

¿Cómo dar a luz una escuela de socios, basada, con ayuda de las nuevas tecnologías, en la hipótesis de que se aprende y se enseña más y mejor cuando se apoya en el intercambio, la colaboración y la fuerza de una red?

La escuela cerrada en sí misma es, ahora, imposible. La cuestión de la red es inevitable. Compartir debe ser una regla cotidiana y se ha desarrollado en el humanismo desde sus inicios en el siglo XVI. En su conclusión, el Sr. Deberre enfatizó en que nuestra misión es construir así al ser humano; gracias a la tecnología digital tenemos la oportunidad de compartir esta misión.

Los partenariados que la Mlf teje con las academias francesas, e incluso los lazos que nosotros desplegamos al interior de nuestros establecimientos, dan sentido a la educación que ofrecemos.

¿Como se plantea el Liceo francés Molière, a corto y mediano plazo, ayudar a sus alumnos a triunfar en la era digital?

Es una cuestión ambiciosa y al mismo tiempo prometedora a futuro. Se podría resolver, o al menos de forma progresiva, atendiendo a dos ejes principales. El primero, el de la tecnología. No es el más complicado puesto que las soluciones existen. El equipamiento del Liceo se mejora cada año. Sin embargo, todavía es difícil tomar decisiones que comprometen al centro, a sus docentes, a sus estudiantes, y a las familias. El año escolar 2015-2016 será, sin duda, decisivo porque nos podremos beneficiar de los dos congresos de la Mlf, dedicados a la cuestión digital.

El segundo eje, más complejo, es el de la cuestión de las competencias y de la formación del personal, de los alumnos y, porqué no, de los padres. Es necesario reflexionar en equipo, y la comunidad educativa debe reunirse al rededor de un proyecto lo más claro posible. Trabajaremos juntos para aprovechar la riqueza de las nuevas tecnologías.

“El aula del futuro es más un reto pedagógico que tecnológico” (intervention de Marc Durando, Director Ejecutivo de European Schoolnet).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *