Encuentro CVL en Paris: una reflexión sobre la laicidad

Encuentro CVL en Paris: una reflexión sobre la laicidad

Entre el 20 y el 23 de mayo, como representante del Consejo de Vida Escolar (CVL por sus siglas en francés: Conseil de Vie Lycéenne) del Liceo francés Molière, tuve la oportunidad de participar en un evento muy especial:  una reunión, en la universidad de la Sorbona, en París, de delegados del CVL de la Misión laica francesa de toda España, de Florencia (Italia), del Líbano, de Jordania y delegados del CAVL de la academia de París. 

El CVL es un organismo que concierne a los alumnos de secundaria, en el cual participan 10 delegados electos que trabajan con el objetivo de mejorar la vida de su establecimiento educativo. El CAVL trabaja de la misma manera, a nivel académico. 

En este encuentro el tema principal era la laicidad. Tras los atentados de enero de este año contra la redacción de la revista francesa Charlie Hebdo, la laicidad es centro de polémicas en Francia. Había gran interés en conocer la opinión de los alumnos al respecto. 

La primera jornada comenzó con el discurso del director de la Misión laica francesa, Yves Aubin de la Messuzière, que nos transmitió la idea de que no existe una única manera de describir la laicidad y nos recomendó la lectura del libro “Les sept laïcités françaises”, de Jean Baubérot. Marc Alexandre Oho Bambe, poeta francés conocido también como Capitaine Alexandre, leyó uno de sus poemas que fue escrito con ayuda de sus alumnos de Lille. Luego, hubo tres actividades, cada una dirigida por un adulto experto en laicidad. El primer grupo trabajó sobre el léxico de la laicidad para crear, con ayuda de Marc Oho Bambe, un poema que dentro de pocos días será publicado.

El segundo grupo trabajó sobre la nueva asignatura de educación moral y cívica, que reemplazará la de educación cívica actual en la cual se trabajará cada año sobre 4 temas principales. Los alumnos manifestaron preocupación sobre el nuevo programa. En primer lugar, opinan que a esta asignatura debería dársele mayor importancia, y exigir que los alumnos no se la tomen a la ligera. Como manifestó un alumnos, se trata de una se las asignaturas que mejor pueden formar a los alumnos para el día a día de la vida adulta. Por otra parte, se preguntaban si acaso es posible poner nota a los alumnos en esta materia. El argumento principal era que el simple conocimiento de los valores de la república de Francia no garantizan el buen comportamiento ciudadano. Todas estas ideas serán tenias en cuenta por los adultos, que son quienes tomarán las decisiones.

La laicidad: tolerancia y solidaridad con el otro

La tercera actividad, en la cual participé, consistió en debatir el siguiente planteamiento: como se convive la laicidad en Francia y cómo en otros países. El debate parecía prometedor teniendo en cuenta que había alumnos de diferentes nacionalidades, como franceses, españoles y libaneses. Los participantes contamos cómo vemos la laicidad en nuestros países.

Los parisinos dijeron que la laicidad está muy presente en Francia, ya que forma parte consciente de los valores morales de la sociedad y de la historia de Francia, desde la ley de 1905 de separación del Estado y la Iglesia. Para los alumnos del Líbano, todo lo que concierne a la laicidad concierne también a la apertura del espíritu, a la libertad de expresión. Para ellos, su liceo, uno de los pocos establecimientos laicos en la región, les ha permitido tener una visión más amplia de las cosas. En tanto que los españoles, debido a la homogeneidad religiosa de la sociedad, la laicidad es un término que se emplea muy poco, y sin embargo reconocemos que en nuestro país la vivimos sin darnos cuenta.

Pudimos ver, en todo caso, que compartíamos el ideal de vivir juntos, de la igualdad y la tolerancia. Concluimos que la laicidad no trata sólo de la religión, o la ausencia de la misma, como la mayoría de nosotros piensa. Sino, como decía antes sobre el testimonio de los alumnos libaneses, esta nos permite la apertura de espíritu (en Líbano conviven 18 confesiones). Para los españoles implica el progreso y para los parisinos es un hábito, un rasgo de la sociedad. La manera de vivir la laicidad depende del contexto cultural del país.

Por la tarde recibimos la visita de M. Abdennour Bidar, filósofo especializado en el Islam, encargado de la pedagogía de la laicidad en el ministerio de Educación nacional francés.

Nos habló de la Carta de la Laicidad que se puede ver en todos los liceos. Hizo que nos diésemos cuenta de que la laicidad es la tolerancia y la solidaridad con el prójimo, y que el colegio es uno de los pocos lugares donde podemos vivirlo sin miedo. Que debemos encontrar, mediante debates y actividades, la manera de participar en la vida escolar y expresar nuestras opiniones. Según él, la escuela nos da la oportunidad de liberar la conciencia y en los debates el objetivo no es convencer, porque la opinión del otro es en mucho casos imposible de cambiar, pero debemos escuchar y respetar lo que tiene para decir.

Hubo un último encuentro en el que estuvo presente el rector de la Academia de París, M.François Weil, para hacer balance del trabajo realizado por la mañana. M. Weil nos quiso transmitir algo que me pareció muy importante. La idea de “podemos acercarnos sin que sea necesario parecernos”.

Estos días de debates me he dado cuenta de que es gracias a mi liceo que he asumido valores y principios que se identifican con la cultura francesa. Los delegados con quienes compartí esta reflexión estuvieron de acuerdo conmigo, especialmente los de los liceos de la Misión laica francesa, por su gran apertura a la diversidad de culturas. Yo, hija de españoles, vivo la cultura española en mi hogar, y gracias al Liceo Molière, aprendo la francesa.

Este encuentro ha sido una experiencia increíble. Ha sido muy impactante, en gran parte por el sitio en que se desarrolló. La Sorbona es un lugar especial con mucha historia. Pero también gracias a la implicación de los alumnos en los debates, sin miedo a dar sus opiniones y escucharse los unos a los otros. Me ha permitido comprender la importancia de este encuentro y la riqueza que existe en la mezcla de culturas, de nacionalidades y de experiencias vividas por los alumnos

Guiomar Pescador (alumna de  Matisse) 

 

Video de la reunión del CVL en París

Versión larga

Versión corta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *