El Carnaval, la fiesta más internacional

El Carnaval, la fiesta más internacional

Carnaval est revenu. L’avez-vous vu ? Il est passé dans la rue. Ni vu, ni connu. Ni vu, ni connu. Il porte un masque de carton Et souffle dans un mirliton. Coiffé d’un chapeau biscornu. Mon petit bonhomme, A quoi joues-tu ?

Inmediatamente antes del inicio de la cuaresma cristiana, entre febrero y marzo, según el año, tiene lugar una celebración que fascina a buena parte del mundo: el Carnaval.

Esta fiesta de origen pagano ha ido adoptando particularidades en cada país, con los aportes de los ritos y creencias indígenas americanos, así como de los africanos. En sus inicios, seguramente por un cierto sentido del pudor propio de la religión, el Carnaval era un desfile en el que los participantes sólo usaban máscaras. Pero la costumbre lo fue transformando en esta celebración popular, de carácter lúdico, que combina desfiles, disfraces, música, baile, poesía y humor, y que a nadie deja indiferente.

A pesar de las grandes diferencias según los países, su característica común es la alegría y la diversión.

El carnaval más famoso y grande del mundo es el de Río de Janeiro, con sus lujosos desfiles de las escuelas de samba, que con su magia cautivan cada año a miles de espectadores en el Sambódromo y a millones de personas en todo el mundo, que lo siguen por televisión.

Otro carnaval internacionalmente destacado es el de Venecia, que se celebra desde el siglo XVII, cuando por entonces la nobleza se escondía detrás de mascaras y disfraces para salir a mezclarse con el pueblo.

Son conocidos también el de Oruro en Bolivia, una celebración religiosa influenciada por la religion católica en tiempos del virreinato. El de Las Palmas de Gran Canaria, de más de cinco siglos de antigüedad y el de Santa Cruz de Tenerife, ciudad hermanada con Río de Janeiro por esta razón. También en España, los de Cádiz, considerados de interés turístico internacional y conocidos como los carnavales “de la calle”.

Los alemanas también lo celebran en Colonia. El de Barranquilla es la fiesta folclórica y cultural más importante de Colombia. Los más largos: el Carnaval de Montevideo, Uruguay, que dura 41 días y los de Gualeguay y Gualeguaychú en Entre Ríos, Argentina, que se extienden desde el primer fin de semana de enero hasta el primer fin de de semana de marzo. Los carnavales de La Habana y Santiago de Cuba en Cuba, que gozaron de gran reputación internacional, comparándoseles con los de Río Janeiro, durante la época republicana (1902-1959). Desde las islas de ultramar hasta París, pasando por el de Niza (el más famoso), Annecy o Dunquerke, en Francia también es una tradición que suma cada año más adeptos.

La fiesta de carnaval se ha convertido en toda una tradición también en los colegios de España. En el Lycée français Molière se vive cada año con gran entusiasmo. Docentes y alumnos eligen sus temas y trabajan durante semanas, con ayuda también de algunos padres, en el diseño de los disfraces, los desfiles, y los bailes. Cada año nos sorprenden por su originalidad y colorido pero ¡este año, se han lucido!

Hemos preparado un reportaje fotográfico para recordar lo bien que nos lo hemos pasado y para compartirlo con todos ustedes.

¡Que viva el Carnaval en todo el Mundo y, en especial, en el Lycée Français Molière!