Clases de esgrima para los alumnos del Liceo francés Molière

Clases de esgrima para los alumnos del Liceo francés Molière

.

Los alumnos de CE1 a CM2 asisten estos días, como cada año desde hace una década, a clases de esgrima en la Escuela Municipal de Esgrima de Villanueva de la Cañada.

Estos talleres impartidos por Pedro Cabezas, profesor del Club de Esgrima de Villanueva de la Cañada, permiten a los niños iniciarse en juegos de oposición originales, a través de los cuales podrán adquirir valores esenciales como la confianza en si mismos, el respeto y la solidaridad.

Aunque toman sólo dos clases por curso, al repetir la experiencia cada año los niños terminan por aprender algo más que las nociones básicas.

.

Cuestión de estrategia… en movimiento

Molière definió a la esgrima, en su “Bourgeois Gentilhomme”, como “el arte de tocar sin ser tocado”.

Sus orígenes se remontan al momento en que el hombre creó su primera lanza y evolucionó a lo largo de la historia hasta convertirse en juego, y consagrarse luego como deporte, a finales del siglo XIX. La esgrima ha estado presente en los Juegos Olímpicos modernos desde su primera edición, en 1896.

Pedro hace hincapié en los beneficios de la práctica de esta disciplina: “la esgrima desarrolla la coordinación y el equilibrio, la memoria y la concentración, y sobretodo la voluntad”.

“A la esgrima se la denomina ‘el ajedrez en movimiento’ porque durante el combate hay que ir memorizando las jugadas del adversario, e ir diseñando una estrategia de ataque y defensa… Debe hacerse uso del pensamiento técnico-táctico, como en el ajedrez. La diferencia es que en el ajedrez uno tiene todo el tiempo del mundo y en la esgrima no. Hay que pensar y actuar rápido”, explica el instructor.

.

Si quiere saber más sobre las clases de la Escuela de Esgrima de Villanueva de la Cañada visite su página web.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *